viernes, 6 de enero de 2012

SAN ERMINOLDO, Abad


6 de enero


SAN ERMINOLDO,
Abad
(1121 P.C.)



   La vida medieval de San Erminoldo pertenece a un tipo muy poco satisfactorio de biografía espiritual. El autor sólo piensa en glorificar al santo, sin preocuparse mucho por la verdad de los hechos. Erminoldo, que había llegado al monasterio siendo un niño, pasó toda su vida en el claustro. Como se distinguiera en Hirschev por la estricta observancia de las reglas, fue elegido fue abad de Lorsch; pero una disputa sobre la legitimidad de su elección le obligó a renunciar al cargo, un año más tarde. En 1114, a petición de San Otón de Bamberga, fue enviado al monasterio de Prüfening, fundado poco antes, y en él fue primeramente prior y más tarde abad, a partir de 1117. Los calendarios y martirologios locales le ponen en la lista de los mártires, pero en realidad murió a manos de una facción de conspiradores que formaban parte de su comunidad y se rebelaron contra la severidad de su gobierno, el 6 de enero de 1121. Uno de los conspiradores le descargó una viga en la cabeza. Erminoldo se debatió varios días entre la vida y la muerte y terminó sus días en la fiesta de la Epifanía, a la hora que él mismo había predicho. Fue famoso tanto por su espíritu de oración, como por su caridad con los pobres. Se conserva la memoria de numerosos milagro operados en su tumba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada